Una vieja estrategia del uso del derecho penal a través de las querellas de difamación y calumnias se inició contra las defensoras garífunas Miriam Miranda, Coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH, Madeline Martina David, Neny Heidy Ávila y Lety Hernández , estas últimas tres de la comunidad de Guadalupe en Trujillo, Colón Honduras, quienes fueron querelladas por el empresario canadiense Patrick Daniel Forseth, en una acción judicial que se venía promoviendo en el Tribunal de Sentencia de esa localidad desde mayo pasado.