No les bastó con el asesinato de Berta Cáceres hace más de 80 días, sino que quieren terminar con toda la Coordinación que continúa su legado de impedir el ingreso de las trasnacionales extractivas en sus territorios, así lo dijo el Coordinador General del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, (COPINH), Tomás Gómez Membreño, este miércoles 01 de junio de 2016  al denunciar la existencia de un listado en poder de sicarios para asesinarles.

Las capturas de los supuestos autores materiales del crimen de Bertha Cáceres, lideresa indígena lenca, defensora de los derechos de su pueblo, se concretó el pasado 02 de mayo, a un mes de su asesinato, a casi nadie le extraño las detenciones porque en mi país casi siempre aparecen este tipo de cosas, detienen a los supuestos “gatilleros” y nunca se da con el paradero de quienes ordenaron las muertes, eso pareciera un pacto negro porque a los pocos meses o años, los capturados salen libres por falta de pruebas y a veces ni siquiera es público.

Tanto el Sistema Estratégico de Recolección, Cotejamiento, Análisis y Archivo de Información (SERCAA), como la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, tienen por qué saber del crimen contra Bertha Cáceres. El uno porque era el responsable de protegerla ante las amenazas sistemáticas que estaba enfrentando y la otra porque con sus fondos contribuyó a fortalecer el Proyecto Agua Zarca, de la empresa hidroeléctrica Desarrollos Energéticos, SA, DESA, según trascendió en el  Foro “Estándares internacionales de investigación en casos de agresiones a defensores de derechos humanos, realizado el pasado 19 de mayo, por la Coalición contra la Impunidad.

Las acciones de vigilancia y hostigamiento hacia la militancia del COPINH han sido constantes. Hasta se usó un carro militar para sacar de la carretera a automóvil donde venía dirigencia de la organización antes de llegar a la capital este 09 de mayo, según denunció Selvin Milla, miembro base.

Integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fueron violentamente reprimidos en dos ocasiones durante el transcurso de la mañana en las cercanías de Casa de Gobierno en Tegucigalpa, este lunes 09 de mayo de 2016,  mientras se disponían a realizar un plantón para exigirle al Presidente Juan Orlando Hernández la instalación de una Comisión independiente liderada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para investigar el crimen contra su coordinadora Bertha Cáceres.

El presidente Juan Orlando Hernández ordenó el desalojo violento contra unas  150 personas miembras del Consejo Cívico de Organizaciones Populares de Indígenas de Honduras, COPINH a eso de las cinco y cuarenta minutos de la mañana de este lunes 09 de mayo de 2016. Policías preventivos y de la Policía Militar y del Orden Público, PMOP, les lanzaron bombas lacrimógenas cuando llegaron en forma pacífica a Casa Presidencial a demandar esclarecimiento del asesinato de su Coordinadora General, Bertha Cáceres.

Auto de formal procesamiento con prisión preventiva decretó este domingo 08 de mayo de 2016 el juez de turno contra cuatro supuestos implicados en el asesinato de la lideresa indígena-lenca Berta Cáceres, acusados por el delito de asesinato y tentativa de asesinato en contra de testigo protegido – Los abogados privados de Cáceres y su familia se mostraron  insatisfechos porque el proceso no se  amplía contra los dueños de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA) y el resto de autores intelectuales y personajes que en vida amenazaron la labor de Cáceres.

Ante la captura de cuatro personas sospechosas de haber participado en el crimen de la lideresa Berta Cáceres, realizadas en la mañana de este lunes 02 de mayo de 2016, el curso de la investigación y este tipo de acciones carecen de la participación de la familia y de su equipo de abogados  lo que genera una falta de transparencia y pone en peligro los futuros avances,  denunció la organización Amnistía Internacional, (AI).

Como si se tratara de un  juego, el gobierno de Juan Orlando Hernández se muestra renuente a escuchar los constantes llamados internacionales de relatores de Naciones Unidas, ONU,  de organizaciones no gubernamentales y de organismos regionales que demandan una investigación independiente para esclarecer los crímenes de Bertha Cáceres, Coordinadora del COPIHN  y de Nelson García de la misma organización.

Un rio les recorre las venas y les llama a luchar por la defensa por los recursos naturales y el respeto al derecho que les asiste a los pueblos originarios a convivir sanamente con la naturaleza. Este es el caso de la unión en la lucha entre la lideresa indígena lenca Berta Cáceres y Máxima Acuña, esta última galardonada el pasado lunes con el Premio Medioambiental Goldman 2016, mismo que fue recibido por Cáceres un día como hoy de 2015.