Una alianza de organizaciones no gubernamentales internacionales exige en una carta abierta a las Juntas Directiva y Gerencias de Voith S.L. y Siemens S.A. que se retiren del proyecto, “Agua Zarca“ debido a la serie de asesinatos de activistas del medio ambiente  y de los derechos humanos.

Las autoridades de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, SERNA, respondieron con evasivas y tácticas dilatorias la petición del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras,COPINH  y de la Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH, ante la demanda de que se cancele el proyecto Agua Zarca, en Río Blanco, Intibucá, que ha ocasionado asesinatos, amenazas y hostigamientos contra las comunidades de la zona y el crimen contra la coordinadora de la organización indígena, Bertha Cáceres.

"Lo que hemos visto es un ataque en contra de defensores de derechos humanos en Honduras", con esta frase se posicionó este jueves 17 de marzo de 2016 el representante para Centroamérica del Gobierno de Suecia, George Andrén, ante la ola de violencia que ha cobrado la vida de dos miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, (COPINH), por lo que recomendó a la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, la creación de una estrategia de protección a defensores y defensoras de derechos humanos de Honduras 

El llamado de Bertha Cáceres para que siga corriendo el rio fue atendido por quienes conocieron su lucha. Es así como este jueves 17 de marzo de 2016, los pueblos originarios y diferentes expresiones del movimiento social que integran la “Articulación Popular Hondureña Bertha Cáceres” iniciaron una movilización por distintos puntos en Tegucigalpa.

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, denunció un plan de exterminio contra sus militantes y comunidades lencas por las acciones sistemáticas de ataques violentos con armas de fuego que terminaron también con la vida del indígena Nelson García en Cortés, Norte de Honduras , acciones de vigilancia a la sede de esta organización y manipulación de las pruebas sobre el crimen de Bertha Cáceres, en un comunicado difundido este 15 de marzo de 2016.

El Banco Holandés parel Desarrollo (FMO) y el Fondo de Inversión Finlandés (Finnfund) anunciaron este miércoles 16 de marzo de 2016,  la suspensión de todas sus actividades en Honduras “con efecto inmediato”, a raíz de la situación de violencia en contra las comunidades indígenas que defienden su territorio y sus recursos naturales.

A partir de hoy, numerosos parlamentarios, juristas y representantes de redes sociales de varias partes del mundo se desplazarán a Honduras en el marco de la Misión Internacional "Justicia para Berta Cáceres". Desde Argentina, participarán Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y Beverly Keene, coordinadora de Diálogo 2000-Jubileo Sur Argentina. También en representación de la red Jubileo Sur/Américas, participará Zulma Larín, coordinadora de la Red de Ambientalistas Comunitarios de El Salvador y de la Alianza por la Gobernabilidad y la Justicia.

A seis días del asesinato  de la lideresa indígena-lenca Bertha Cáceres, las demandas en pro de que se dé con los responsables de tal hecho continúan. Este miércoles 09 de marzo de 2016, representantes de organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos a nivel regional y familiares de la víctima presentaron sus inquietudes en torno al desarrollo de la investigación.

Fuertes críticas al proceso de investigación,  sumado al clima de indefensión de los defensores y defensoras del pueblo lenca, y dudas sobre la fase forense, son algunas de las conclusiones presentadas por la Misión de Amnistía Internacional, (AI), presente en Honduras, las cuales presentaron en conferencia de prensa este martes 08 de marzo de 2016 en un hotel capitalino.

La organización Pen Honduras compuesta por escritores, periodistas, artistas, poetas y otras expresiones culturales, condenó el crimen contra la indígena y defensora de derechos humanos, Bertha Cáceres, quien ejerció con contundencia su derecho a la libertad de expresión pero que la intolerancia a su voz y a su trabajo por la defensa de los derechos de su pueblo lenca, terminó con su vida a sus casi 45 años.