Las técnicas para adobar un fraude electoral en Honduras y la resistencia popular

Wednesday, 29 November 2017 06:59 Written by  Published in Elecciones Honduras 2017 Read 1147 times
El TSE ha tenido un papel nefasto otra vez en estas elecciones generales 2017 El TSE ha tenido un papel nefasto otra vez en estas elecciones generales 2017

Para quienes se han especializado en fraudes electorales en Honduras el hacerlo no es nada difícil. Cuando se tienen todas las herramientas de un Estado corrupto para hacerlo solo es cuestión de tiempo.

Eso está pasando con las elecciones generarles del país para darle otra vez la “victoria” a Juan Orlando Hernández, tal como pasó en el 2013 cuando Xiomara Castro del Partido Libertad y Refundación, LIBRE,  fue la que triunfó en ese momento, hoy le toca a Salvador Nasrrala que participó como candidato presidencial el 26 de noviembre recién pasado.

Estaban tan controladas todas las instituciones que a Juan Orlando Hernández se le pasó por alto que algo tendría que salir mal cuando hay todo un pueblo que le quiere fuera del poder y más si se está reeligiendo ilegalmente.

Al no tomar en cuenta ese “pequeño” detalle lo hizo emborracharse de poder, los mismos magistrados del Tribunal Supremo Electoral se asustaron, no sabían qué decir, no querían dar datos iniciales y después de largas horas de espera pararon el conteo. El empresario Adolfo Facussé lo dijo en una frase “fueron a consultar a su jefe, a Juan Orlando Hernández”. Se refiere a que  la mayoría de estos magistrados recibieron órdenes de no seguir informando a la población sobre el conteo de votos.

Ha circulado en redes sociales que el magistrado Ramiro Lobo, quien ha dicho públicamente que la tendencia de los resultados que señalan como ganador a Salvador Nasrrala es irreversible, está amenazado por el propio presidente de la República, de ser cierto correría un gran peligro porque le aplicarán de todo.

En las siguientes horas del 27 de noviembre se echó a andar toda la maquinaria mediática para adobar el fraude electoral con la premisa de que serían las actas electorales del interior del país que le darían una victoria contundente a Juan Orlando Hernández, que olvidó otro “pequeño” detalle, que la Alianza Opositora contra la Dictadura, donde participó Nasrrala como su contendiente, tenía las actas originales de las mesas electorales. Tener todo un aparataje de control y que se le vaya de las manos el triunfo no ha de ser nada fácil.

Entonces habría que recurrir a lo de siempre, a “dorar la píldora” de la población para hacer creer que en efecto las actas del interior del país “le darían la victoria”. Así los medios corporativos empezaron a echar a andar esa tesis con tanta vehemencia, es obvio que tienen que devengar los millones de dinero que JOH les dio de los fondos público para la propaganda electoral y el control informativo.

Empezó la táctica de “adobar” el fraude electoral, claro la impunidad en que se encuentra el del 2013 afianzó la confianza del actual mandatario para repetir la historia y que se cumpliera el dicho “gallina que come huevos aunque le quemen el pico….”.La palabra adobar viene de condimentar, preparar, componer, reparar, cocinar, y eso es lo que ha ocurrido con los medios corporativos.

Los conteos del Tribunal Supremo Electoral regresaron, ya las órdenes están giradas, ir poco a poco acercando la diferencia para darle el triunfo ilegal a JOH.

Ojalá que el candidato del Partido Liberal, Luís Zelaya que salió reconociendo los resultados electorales que daban ganador a Nasrrala, no se eche para atrás y también adobe su decisión, es curioso que sus jefes, los grupos de poder que negocian cuotas con cualquier gobiernono le hayan llamado la atención, quizá ya lo hicieron y lo llamaron al orden.

Definitivamente que estos magistrados debieran ser acusados por delitos electorales, bueno eso sería posible si el Ministerio Público no estuviera bajo control. También cabe la figura de terrorismo de Estado.

Joseph Goebbels, ministro de propaganda  del gobierno  de Adolf Hitler así lo recomendó, “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá.” De  esa forma se prepara el fraude en Honduras.

A la par de estas acciones mediáticas también se ordenó a los cuerpos represivos concentarse en puntos clave del país. Quien no recuerda la historia se le habrá olvidado lo que pasó en el golpe de Estado de 2009 cuando Manuel Zelaya Rosales fue sacado a punta de balas de la presidencia de la República.

La gente se está preparando de las comunidades fuera de Tegucigalpa  para viajar a la capital hondureña y protestar contra este fraude electoral, pero las carreteras  ya están siendo controladas por los cuerpos represivos, no era casual que JOH creara tantos aparatos represivos, no era para tenerlos de adorno sino para usarlos en este momento.

La Alianza de Oposición contra la Dictadura ha convocado para este 28 de noviembre a una gran movilización en  Tegucigalpa, no será nada extraño que JOH ponga en práctica la figura del terrorismo que ya aprobó en meses atrás y que penaliza la protesta social de 15 a 20 años de prisión, tampoco aprobó esta Ley para tenera guardada, todo estaba fríamente calculado por si las cosas se le iban de la mano.

Control en el Tribunal Supremo Electoral; en el Ministerio Público; en el Congreso Nacional, en fin es el Nerón hondureño que goza de tanta impunidad y es apoyado por la Embajada Americana que se rasga las vestiduras para rechazar el crimen organizado pero que trata con guantes de seda a JOH a quien es su aliado para cuidar de sus intereses en la Honduras que este imperio considera su patio trasero. De allí que hay extradiciones pero no para Tony ni para nadie de la “familia”.

Se prevé que la represión será a altos niveles para someter al pueblo hondureño, sin embargo la última manifestación realizada el 27 de noviembre es de grandes proporciones porque ya la paciencia se está terminando tal como parece.

El dejar pasar esta arbitrariedad tendrá consecuencias terribles para Honduras, de allí que la presión popular es la clave, también lo es que los observadores internacionales que están en Honduras asuman el rol que les corresponde, el cual no es avalar este fraude.

Sin duda tendremos mucha violencia contra el pueblo, las organizaciones de derechos humanos tendrán mucho trabajo como en los días más crueles del golpe de Estado donde las manifestaciones pacíficas eran reprimidas con toda la fuerza desde el gobierno de Micheletti.

Adobar el fraude en un país de tanta impunidad como Honduras es fácil, lo difícil es controlar un pueblo que ha decidido liberarse

Last modified on Wednesday, 29 November 2017 07:18