Monitoreo de compromisos internacionales

Es el seguimiento y monitoreo  al cumplimiento de los compromisos internacionales sobre libertad de expresión y en general sobre derechos humanos del Estado hondureño.

PBI expresa su preocupación por la situación de seguridad de las personas defensoras de  derechos humanos : Hedme Castro, Tommy Morales, Carlos del Cid y Ariel Díaz, quienes fueron objeto de actos de represión por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y de judicialización en el marco del desalojo realizado el pasado 8 de septiembre en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), expresa una alerta de Brigadas Internacionales de Paz Proyecto Honduras, (PBI-Honduras),  emitida este 19 de septiembre de 2017.

El asesinato del periodista Igor Padilla, del canal de televisión HCH, marca la senda negra de la impunidad en Honduras. Su crimen ocurrido este 17 de enero  es el primero en este año 2017, entre dispensas por no actuación de protección al gremio, el Estado de Honduras a través de sus instituciones aseguró no haber recibido información de amenazas contra él y anunció que ha desplazado equipos investigativos.

Guardias del Congreso Nacional insultaron a Omar Gómez, Oficial de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos en Honduras, el pasado 07 de septiembre, cuando éste junto a representantes de la Articulación 611 solicitaban que  autoridades de este poder le Estado,  les recibieran para entregarles posicionamiento de esta red de organizaciones  que demandan se detenga la aprobación del nuevo Código Penal , porque violenta derechos fundamentales.

Aunque la Ley de Protección de Defensores y defensoras de derechos Humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia, fue diseñado para brindar seguridad a estos sectores y  protegerlos de los abusos de poder, en la actual configuración de la instancia, el presidente de la República Juan Orlando Hernánde,  tendrá un “un control indirecto”, pues la mayoría de las instituciones del Estado involucradas en esa estructura dependen directamente del mandatario.

En la opinión de periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos, el Estado de Honduras en vez de garantizar el cumplimiento de las recomendaciones del Examen Periódico Universal, (EPU),  se ha dedicado a perseguir, amenazar, censurar y violentar  la libertad de expresión en el país, a 15 meses de haber aceptado las recomendaciones del Consejo de los Derechos Humanos, en Ginebra.

Los defensores y defensoras de derechos humanos están bajo la mira de la inteligencia militar, sus casos y los alcances de los mismos son Top Secret, nadie sabe cómo son manejados, y hasta este 06 d abril se supo que  el Sistema Estratégico de Recolección, Cotejamiento, Análisis y Archivo de Información, SERCAA, a cargo del oficial Orlin Cerrato, era el encargado de investigar las denuncias de amenazas recibidas por quienes en Honduras desarrollan una de las tareas más peligrosas en el país: la defensa de los derechos humanos.

Ante la escalada de violencia hacia el trabajo que realizan los defensores y defensoras de derechos humanos en nuestro país, diversas organizaciones sostuvieron una reunión con representantes de la Policía Nacional Preventiva y de la Fiscalía de derechos Humanos del Ministerio Público, (MP), con el objetivo de abordar la ejecución de las medidas de protección a quienes se encuentran en situación de riesgo, este miércoles 06 de abril de 2016.

 El Relator de Naciones Unidas sobre la situación de los Defensores de Derechos Humanos Michael Forst, solicitó al Estado de Honduras tomar medidas inmediatas y concretas para evitar que los asesinatos en contra de defensores y defensoras de Derechos Humanos permanezcan impunes, luego de los asesinatos ocurridos en menos de 20 días en contra de miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas  (COPINH).

La Fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público, recibió este 28 de marzo en horas de la mañana, la denuncia sobre la vigilancia y seguimiento de que es objeto Moisés Cáceres, estudiante de la carrera de Sociología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH. Él es uno de los líderes estudiantiles que ha sufrido diferentes formas de represión en la UNAH por parte de las autoridades, entre ellas la expulsión, un proceso penal hasta ahora, por hacer uso de la protesta social, vigilancia, seguimientos y campañas de desprestigio.

El Estado de Honduras vuelve a burlarse de los compromisos internacionales al utilizar la vieja estrategia del enredo jurídico para retener por la fuerza en el país, negándole el derecho a la libre locomoción, al periodista Julio Ernesto Alvarado, argumentando una supuesta alerta migratoria la cual no tiene sustento documental en un juzgado de San Pedro Sula, al Norte de Honduras.