Con una sonrisa en sus labios el policía Carlos Alberto Arzú Herrera, acusado por la Fiscalía de Derechos Humanos de Abuso de Autoridad y Lesiones contra la periodista Dunia Montoya hace más de un año, llegó este 15 de febrero de 2017 al tribunal con su apoderado legal y decidió declarar ante la Jueza del Juzgado de Letras de la Sección de lo penal de El Progreso, Yoro. En forma contundente dijo “es cierto ese día nos desplazamos con nuestros jefes para la manifestación de Quebrada Seca”.