Con ocasión de las elecciones presidenciales en Honduras, que se realizarán el 26 de noviembre de 2017, Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su gran preocupación por el dramático estado de la libertad de prensa en el país.

Si bien la violencia, la frecuencia y la impunidad con la que se cometen crímenes contra los informadores en México es de sobra conocida más allá de sus fronteras, no lo es tanto la de países con menos recursos, como Honduras. Más de 60 periodistas han sido asesinados en el país centroamericano, en los últimos cinco años (tres, en 2016), casi siempre cosidos a balazos en el ejercicio de su profesión, bien por las “maras” que controlan el crimen en las calles, o por sicarios del poder o de las fuerzas de seguridad, señela el "Informe Anual 2016", de Reporteros sin Fronteras, RSF,  lanzado este 08 de febrero de 2017, en una conferencia de prensa en España, donde estuvo invitado el periodista hondureño Milthon Robles, quien tuvo que salir al exilio en diciembre del año pasado por amenazas constantes, secuestros e intentos de asesinato en su contra.

Comunicado de RSF emitido el 16  septiembre 2016.-Reporteros sin Fronteras (RFS) denuncia que en Honduras existe un clima cada vez más hostil para el trabajo de la prensa y señala intentos recientes de las autoridades de hacer callar a los periodistas que les molestan. Es muy preocupante el caso del periodista Ariel Armando D’Vicente, condenado por difamación a tres años de prisión y a quien se le prohibió ejercer su profesión periodística durante el mismo periodo.

Reporteros sin Fronteras (RSF) registró que al menos 67 periodistas fueron asesinados en el ejercicio de su trabajo o debido a él. La organización lamenta la falta de respuesta de ciertos Estados en la protección de periodistas y pide una “reacción a la altura de la situación de urgencia”.