Estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, miembro del Movimiento Estudiantil Universitario ,MEU,  denunció agresión por parte de un automóvil desconocido en la movilización Global para exigir justicia por Berta Cáceres, este 15 de junio de 2016.

Published in Contexto

Cinco requerimiento fiscales contra estudiantes en San Pedro Sula y amenazas contra otros en el Centro Regional de Comayagua, son algunas de las últimas acciones de la rectora Julieta Castellanos, que pretende desarticular la protesta estudiantil con la ley del garrote y el uso del derecho penal, repitiendo la estrategia del año 2015 cuando 26 procesos fueron incoados a nivel nacional.

El traspasar las fronteras para buscar protección para su vida no han sido obstáculo para que le emitieran una orden de captura aduciendo que participó en las últimas protestas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH y que hoy 14 de junio  un desconocido le hiciera una llamada amenazante , según denunció la afectada a pasosdeanimalgrande.com. Esto sucedió pasado poco tiempo después de una conferencia que organizaciones de derechos humanos realizaron en el protón de entrada de la UNAH, lo que molestó a las autoridades que emitieron un comunicado desbordado de estigma.

Varias organizaciones de derechos humanos ofrecieron una conferencia de prensa en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH,  ante la criminalización de la protesta social y la estigmatización  labor de las y los defensores de derechos humanos utilizando el descredito y el derecho penal, este 14 de junio de 2016.

Centenares de estudiantes universitarios se auto convocaron en la plaza bautizada con el nombre del desaparecido en la década de los 80  “Eduardo Becerra Lanza” y después se concentraron en las meras entrañas de donde se maneja el poder en  la UNAH junto a sus profesores de Ciencias Sociales,  este 13 de junio de 2016.

Ante la ola de criminalización a las manifestaciones denunciadas por estudiantes universitarios, los catedráticos no quedan al margen de la intimidación, para evitar que expresen su inconformidad ante las arbitrarias decisiones que toman las autoridades universitarias,  sin que haya consulta o socialización con las fuerzas vivas de la Ciudad Universitaria.

Diferentes organizaciones de Derechos Humanos interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público contra Fiscales y un agente de la Unidad Técnica de Investigación del Ministerio Público (ATIC), este 10 de junio de 2016.

El Centro Pen Honduras activó un alerta llamando a unos 166 Centros Pen alrededor del mundo para que accionen a favor del miembro Pen Cesario Padilla, quien ha sido víctima de dos procesos penales, vigilancia, estigmatización, amenazas a muerte y campañas de desprestigio desde las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma ded Honduras.

La solución a los problemas actuales en la UNAH  pasa por un diálogo que tenga la capacidad de sentar a conversar a todos los actores: las autoridades, estudiantes, profesores y trabajadores de la universidad, “si no se puede empatizar, no puede haber educación universitaria y se convierte en una educación bancaria”, dijo Juan Almendares Bonilla, defensor de derechos humanos, ex rector de la universidad y director del Centro para la Prevención Tratamiento y Rehabilitación contra la Tortura, CPTRT, en entrevista con pasosdeanimalgrande.com

Los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Moisés David Cáceres, Cesario Padilla, Sergio Ulloa y Armando Velásquez, están con un pie en la cárcel después de que la rectora Julieta Castellanos solicitara ante el Ministerio Público órdenes de captura contra ellos y dos estudiantes más, una que está fuera del país por persecución dentro de ese centro de estudios.

Published in Contexto
Página 8 de 10