La lucha de hombres y mujeres contra el llamado “pillaje” se generó cuando empezó la construcción de las casetas del “peaje” en la carretera del municipio de San Manuel, departamento de Cortés,  que conduce hacia la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, en la zona norte de Honduras.

Como señal de “no pague” se veía a lo lejos el humo de las llantas quemadas en medio de las casetas de cobro, pero antes ya había antecedentes de protesta de los habitantes en la salida del lugar conocido como La Barca, en San Manuel, siempre en Cortés.

A todo esto, la reacción de David Palma, Gerente de la Concesionaria Vial Honduras S.A de C.V., COVI, la empresa a la que el gobierno le otorgó la concesión de administrar las casetas del peaje dijo en julio de 2016 que no sabía quién estaba edificando las mismas.

 Mujeres encabezan

Suayapa majano 

Suyapa Majano

Algo interesante y que muchas veces queda en el anonimato es que en El Progreso, Yoro,  “nadie paga peaje” porque desde hace más de seis meses hay un campamento permanente de manifestantes que les recuerdan a los transeúntes que tiene vía libre para circular.

La gran mayoría de estas personas son mujeres ellas le han hecho frente desde el inicio de la lucha, y están allí inamovibles.

Suyapa Oneyda Majano una de las coordinadoras del “Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP)” y miembra de la “Mesa de Indignados” de ese lugar, relató que es una de las que se apostaron en el sitio donde colocaron la primera piedra para la construcción del peaje.

“Salimos a la calle a protestar y a hacerle conciencia a la gente en el punto de las futuras casetas, todos los sábados les poníamos estiker a los carros porque para ellos el peaje es ilegal, es un aprovechamiento de una empresa sobre carreteras que ya estaban construidas con nuestros impuestos desde hace más de 20 años” ,adujo.

Prácticamente las mujeres son las que sostienen presencialmente la toma sí cuentan con el respaldo de algunas organizaciones y personas que no pueden apoyar en el campamento pero colaboran de otras formas.

“Las que estamos allí casi somos puras mujeres desde que inició el campamento permanente hace seis meses y los compañeros que hacen turno por las noches, el resultado es que la población que transita por ese lugar no paga peaje”, informó Majano.

Recordó que el primer día que se instalaron la gente que pasaba se bajó de los automóviles en señal de aprobación de la toma y que nadie pagaría el peaje, ese es el efecto de la lucha que emprendimos”, enfatizó muy orgullosa.

Dicha acción cesará hasta que formalmente el Estado se comprometa pública y legalmente a que les liberen las carreteras progreseñas, que suspendan las casetas de cobro porque ya el pueblo no va a pagar, lo que lograría Juan Orlando Hernández es que se le revuelva la gente si la quieren obligar a pagar”, advirtió.

La entrevistada destacó que desde que se empezaron con las acciones han aguantado un sinnúmero de represiones, “nos golpean, gasean, meten a la cárcel y persiguen, nos han hecho tantas cosas a todos y todas aquí en esta lucha, nos marcaron, una vez resistimos dos horas en medio de los gases”.

Majano denunció que en las represiones varios manifestantes tuvieron que ser atendidos en el hospital, “nos echaban los cobras sin importarles que habían niños entre nosotros, le daban a quien tuvieran por delante”,.

Autoridades locales

 “Nosotros no hemos tenido apoyo de la alcaldía, se ha hecho de oídos sordos, le solicitamos un cabildo abierto para que la gente expresara su malestar y que  el alcalde Alexander López se pronunciara públicamente en contra, dando a conocer la voluntad de la población”.

Sin embargo el edil dijo que estaba en contra, “es pura paja-mentira- porque cuando ha venido gente de Tegucigalpa que se reune con él, dice que está a favor, de hecho ha tratado de llamar a la gente para que esté de acuerdo”.

Una víctima con daños irreversibles

Fue en la protesta del 21 de septiembre del año pasado que en medio del humo y las carreras de los manifestantes, policías sometieron a la impotencia a la periodista Dunia Montoya, que yacía en el suelo con la bota del alto y fornido uniformado de apellido “Arzú”, rodeada de un cordón de hombres armados con toletes ensañándose en el cuerpo de la comunicadora, por lo cual hasta ahora el sistema jurídico le retrasa la justicia.

Gerardo Chevez, testigo ocular de la agresión de Montoya, calificó el retraso de justicia como una estrategia de la policía preventiva, porque “están jugando al cansancio, pero la compañera Dunia no desistirá, es necesario sentar precedentes en el país, ya que aquí se golpean a periodistas y no pasa nada”.

Para el comunicador es necesario que se den cuenta que no pueden seguir agrediendo a comunicadores y comunicadoras, y que este proceso no solo se le debe aplicar al policía Arzú,“la orden viene desde el nivel central, desde casa presidencial, es toda una estructura represiva por parte del Estado”, indicó Chévez.

Como mujeres están apoyando el proceso en el que se encuentra Dunia Montoya, “fue golpeada en presencia de todos por la policía mandada por jefes superiores”, mientras ella andaba haciendo su trabajo periodístico, “la golpearon vilmente, hasta la fecha sufre de dolores físicos y emocionales”, por lo que  la acompañaran hasta el final anunció Majano.

La lucha de hombres y mujeres contra el llamado “pillaje” se generó cuando empezó la construcción de las casetas del “peaje” en la carretera del municipio de San Manuel, departamento de Cortés,  que conduce hacia la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, en la zona norte de Honduras.

Como señal de “no pague” se veía a lo lejos el humo de las llantas quemadas en medio de las casetas de cobro, pero antes ya había antecedentes de protesta de los habitantes en la salida del lugar conocido como La Barca, en San Manuel, siempre en Cortés.

A todo esto, la reacción de David Palma, Gerente de la Concesionaria Vial Honduras S.A de C.V., COVI, la empresa a la que el gobierno le otorgó la concesión de administrar las casetas del peaje dijo en julio de 2016 que no sabía quién estaba edificando las mismas.

Mujeres encabezan

Algo interesante y que muchas veces queda en el anonimato es que en El Progreso, Yoro,  “nadie paga peaje” porque desde hace más de seis meses hay un campamento permanente de manifestantes que les recuerdan a los transeúntes que tiene vía libre para circular.

La gran mayoría de estas personas son mujeres ellas le han hecho frente desde el inicio de la lucha, y están allí inamovibles.

Suyapa Oneyda Majano una de las coordinadoras del “Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP)” y miembra de la “Mesa de Indignados” de ese lugar, relató que es una de las que se apostaron en el sitio donde colocaron la primera piedra para la construcción del peaje.

“Salimos a la calle a protestar y a hacerle conciencia a la gente en el punto de las futuras casetas, todos los sábados les poníamos estiker a los carros porque para ellos el peaje es ilegal, es un aprovechamiento de una empresa sobre carreteras que ya estaban construidas con nuestros impuestos desde hace más de 20 años” ,adujo.

Prácticamente las mujeres son las que sostienen presencialmente la toma sí cuentan con el respaldo de algunas organizaciones y personas que no pueden apoyar en el campamento pero colaboran de otras formas.

“Las que estamos allí casi somos puras mujeres desde que inició el campamento permanente hace seis meses y los compañeros que hacen turno por las noches, el resultado es que la población que transita por ese lugar no paga peaje”, informó Majano.

Recordó que el primer día que se instalaron la gente que pasaba se bajó de los automóviles en señal de aprobación de la toma y que nadie pagaría el peaje, ese es el efecto de la lucha que emprendimos”, enfatizó muy orgullosa.

Dicha acción cesará hasta que formalmente el Estado se comprometa pública y legalmente a que les liberen las carreteras progreseñas, que suspendan las casetas de cobro porque ya el pueblo no va a pagar, lo que lograría Juan Orlando Hernández es que se le revuelva la gente si la quieren obligar a pagar”, advirtió.

La entrevistada destacó que desde que se empezaron con las acciones han aguantado un sinnúmero de represiones, “nos golpean, gasean, meten a la cárcel y persiguen, nos han hecho tantas cosas a todos y todas aquí en esta lucha, nos marcaron, una vez resistimos dos horas en medio de los gases”.

Majano denunció que en las represiones varios manifestantes tuvieron que ser atendidos en el hospital, “nos echaban los cobras sin importarles que habían niños entre nosotros, le daban a quien tuvieran por delante”,.

Autoridades locales

 “Nosotros no hemos tenido apoyo de la alcaldía, se ha hecho de oídos sordos, le solicitamos un cabildo abierto para que la gente expresara su malestar y que  el alcalde Alexander López se pronunciara públicamente en contra, dando a conocer la voluntad de la población”.

Sin embargo el edil dijo que estaba en contra, “es pura paja-mentira- porque cuando ha venido gente de Tegucigalpa que se reune con él, dice que está a favor, de hecho ha tratado de llamar a la gente para que esté de acuerdo”.

Una víctima con daños irreversibles

Fue en la protesta del 21 de septiembre del año pasado que en medio del humo y las carreras de los manifestantes, policías sometieron a la impotencia a la periodista Dunia Montoya, que yacía en el suelo con la bota del alto y fornido uniformado de apellido “Arzú”, rodeada de un cordón de hombres armados con toletes ensañándose en el cuerpo de la comunicadora, por lo cual hasta ahora el sistema jurídico le retrasa la justicia.

Gerardo Chevez, testigo ocular de la agresión de Montoya, calificó el retraso de justicia como una estrategia de la policía preventiva, porque “están jugando al cansancio, pero la compañera Dunia no desistirá, es necesario sentar precedentes en el país, ya que aquí se golpean a periodistas y no pasa nada”.

Para el comunicador es necesario que se den cuenta que no pueden seguir agrediendo a comunicadores y comunicadoras, y que este proceso no solo se le debe aplicar al policía Arzú,“la orden viene desde el nivel central, desde casa presidencial, es toda una estructura represiva por parte del Estado”, indicó Chévez.

Como mujeres están apoyando el proceso en el que se encuentra Dunia Montoya, “fue golpeada en presencia de todos por la policía mandada por jefes superiores”, mientras ella andaba haciendo su trabajo periodístico, “la golpearon vilmente, hasta la fecha sufre de dolores físicos y emocionales”, por lo que  la acompañaran hasta el final anunció Majano.

Falta de transparencia de la Comisión del Dictamen del Congreso Nacional a cargo del nuevo Código penal, así como bloqueos a reuniones reiteradamente solicitadas, denunciaron la Articulación 611 y la Coalición contra la impunidad, en una conferencia de prensa este 25 de abril de 2017, ante diversos medios de comunicación a los que entregaron un comunicado con sus denuncias.

Mayas Chortí, Pech, Lencas y Garífunas se manifestaron hoy jueves 20 de abril, frente a las instalaciones del edificio de las Naciones Unidas, ONU,  para exigir el derecho a la participación en la construcción de planteamientos en el anteproyecto de la Ley de  Consulta previa, libre e informada, porque consideran que la que el gobierno está supuestamente socializando es adaptada para que sigan los proyectos de muerte en sus territorios.

Un panfleto fue mostrado por la diputada Yadira Bendaña, paradójicamente ostenta la Coordinación de  la Comisión de Género del Congreso Nacional , en el marco de la discusión del nuevo Código Penal relativo al aborto, que obligó a paralizar una reunión que estaba programada la tarde de este 19 de abril con la Articulación 611. La parlamentaria se dio a la tarea de distribuir un supuesto comunicado contra la organización “Ecuménicas por el Derecho a Decidir”, que habría emitido el cardenal Oscar Andrés Rodríguez.

No cabe duda que estamos viviendo una reactualización de la “Doctrina de la Seguridad Nacional” bajo la fachada de la “doctrina de la seguridad ciudadana” y que día a día se implementa una guerra sucia de baja intensidad que nos pone en peligro a todos y todas, especialmente a quienes se oponen a este modelo autoritario y de muerte, según el analista Joaquín Mejía.

Desde la falta de infraestructura adecuada hasta la falta de acceso a la justicia, lenguaje peyorativo en la legislación, hasta la afectación por la violencia generalizada por medio de las extorsiones contra las personas discapacitadas, son parte de las situaciones que a diario enfrenta este sector que debe convivir a diario con la discriminación por falta de acciones cotundentes para restaurarles sus derechos.l

A pesar del marco normativo logrado a través de las luchas feministas y de mujeres organizadas en Honduras, es evidente la inequidad de la participación de la mujer en política, aún persisten situaciones y vicios a los que se les debe poner un alto, según una alerta del Centro de Estudio para la Democracia, (CESPAD), denominada “Partidos políticos siguen sin apoyar participación política de las mujeres”, emitida a principios de abril.

Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, visitará Honduras del 16 al 21 de abril de 2017, con el objetivo de darle seguimiento a las observaciones y reomendaciones que hiciera sobre la regulación de la consulta libre, previa e informada a los pueblos indígenas, así lo dio a conocer la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Honduras, OACNUDH, en un comunicado de prensa difundido esta semana.

En dos cartas caracterizadas por un tono ciertamente enérgico enviadas al Secretario de Estado entrante Rex Tillerson, casi 80 legisladores de Estados Unidos hoy expresaron su seria preocupación por los riesgos a los que se enfrentan los activistas que defienden sus tierras y el medio ambiente en Honduras.

Esta vez le tocó a la activista defensora de los derechos trans Marco Tulio Montoya Sánchez, más conocida como Sherlyn, de 29 años de edad, miembra del colectivo “Muñecas de Arcoíris”, quien  fue reportada desaparecida el domingo 02 de abril de 2017  por la noche en la gasolinera UNO salida al norte de la colonia El Carrizal, en Comayagüela, Honduras.