Según sondeo del ERIC: Reprobado Juan Orlando Hernández en tres años de administración

Jueves, 02 Febrero 2017 00:31 Written by  Published in Contexto Read 643 times

La población hondureña reprobó a Juan Orlando Hernández en su tercer periodo con una nota de 5.15% sobre una escala de 0 a 10, según el sondeo de opinión publicado por el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación ERIC, este 31 de enero de 2017.

Enlistaron que los principales problemas a resolver son la inseguridad, el desempleo y la pobreza.

El propósito del sondeo es conocer la percepción de las y los ciudadanos sobre la situación sociopolítica y económica del país, el levantamiento de información se hizo del 17 al 29 de noviembre del 2016, con una muestra de mil 540 encuestas válidas, a una población mayor de 18 años.

Cronológicamente el primer año de gobierno obtuvo una calificación de 5.4%, el segundo con 4.7 y el último 5.15 que es la percepción del 74.6 por ciento de hondureños y hondureñas que afirmaron que la realidad económica es muy mala.

Igualmente el 73.6 por ciento sostuvo que el “Programa Vida Mejor” es usado con el fin de la campaña política, el 81.7 por ciento no se siente beneficiado por él.

Crisis económica

Uno de los resultados interesantes es que el 32.5% opinó que el principal logro del representante del ejecutivo en tres años de gestión es “Ninguno”, solo un 1.8 cree en la lucha contra la corrupción y 1.5 en la reducción de la pobreza; esto a pesar de la fuerte inversión en programas asistencialistas y la campaña publicitaria oficialista.

Sin embargo, al consultar acerca del principal fracaso, para la gente el panorama es claro, el 19.5% destacó que es la “crisis económica” reflejada en el desempleo, el alto costo de la vida y la pobreza.

En segundo lugar mencionaron la “violencia e inseguridad” en un 17.1 por ciento, entre otros fracasos son no cumplir las promesas, mayor corrupción e impunidad, gobernar para favorecer a los ricos y la crisis en el sistema de salud.

Empleo

Las principales causas de la crisis económica son la precariedad laboral, las prioridades de inversión del gobierno, las nuevas cargas tributarias y la concentración de riquezas en pocas manos.

La promesa de campaña de generar 100  mil empleos fue incumplida, se precarizó los escasos empleos que existían con la aprobación de la “Ley de Empleo por hora”.

Esta iniciativa fue aprobada bajo la norma del “Empleo Temporal” mediante el decreto 230-2010 con una duración de tres años que finalizó el 2013, en un estudio realizado por el Centro de Derechos de Mujeres (CDM) la aplicación de esta normativa aumentó el desempleo en un 15%, de igual manera, muchas personas perdieron su permanencia  con sus derechos laborales.

Maritza Somoza integrante de la Plataforma de Mujeres Sindicalistas dice que “es falso que esto solucione el desempleo, esto ha venido a quitar los derechos de los obreros, la Ley solo  beneficia a una clase, a los que tienen todo, a la empresa privada a los grupos de poder, quien pierde es la clase trabajadora, con esa ley nos han quitado derechos”.

Añadió que “No podemos tener esperanza en un gobierno nefasto, que lo único que ha hecho es atacar a la clase trabajadora con tantas medidas dañinas contra el pueblo, esto que han hecho es una humillación y ahora Juan Orlando Hernández amenazó con modificar el Código del Trabajo que es lo único que le queda a los obreros hondureños,”.

Por otro lado, Hernández apostó en el 2016 al programa de “alianza por la prosperidad”,para el 86.2%del pueblo es desconocido. Sus declaraciones fueron publicadas por la Radio Progreso

Crisis de  inseguridad

Es notoria la desconfianza de la población en los cuerpos de seguridad del Estado, siendo la Policía Nacional la institución en la que menos confían con un 68.3% por su participación en el crimen organizado; pero es la Policía Militar del Orden Público,(PMOP), la que genera un alto índice de desconfianza  en un  55.1 por ciento, señala la investigación del ERIC.

Derechos humanos

A partir del golpe de Estado del 2009 la violación a los derechos humanos ha ido en aumento, el 64.2% y  que la situación sigue igual, según el sondeo.

Las principales víctimas violentadas en sus derechos son las mujeres (26.2), la niñez (19.8), los jóvenes (18.8), los ancianos (12.9), indígenas y garífunas (10) y comunidad LGTB (8.9).

Corrupción e impunidad

La desconfianza de los y las hondureñas hacia la institucionalidad radica en la corrupción e impunidad, uno de los factores es que consideraron que los operadores de justicia (Juezas, Jueces, magistradas, magistrados o fiscales) favorecen a estos dos elementos en un 81%.

Mientras que un 53 por ciento aseguró que el caso del asesinato de Berta Cáceres no se investigará ni se enjuiciará a los responsables intelectuales; por otro lado, un 52.9% no cree que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, (MACCIH), pida justicia por este caso.

Política

El 53 por ciento de hombres y mujeres jóvenes entre las edades de 18 a 34 años se encuentra en la población indecisa de participar en eventos electorales, en tanto, quienes sostienen el proyecto político del Partido Nacional oscilan las edades de 36 años en adelante, esto es, un 53.8%; y seis de cada 10  hondureños están en desacuerdo que el Partido Nacional siga en el gobierno y no a la reelección presidencial el 63.7 por ciento.

Medios de comunicación

Según la encuesta el 49.2 por ciento tiene confianza en los medios de comunicación; en primer lugar la televisión, segundo los impresos, tercero la radio y en última instancia los periódicos digitales.

En los actores que consideraron más influyentes de mayor a menor están el gobierno central, empresariado nacional, partidos políticos y crimen organizado.

Last modified on Jueves, 02 Febrero 2017 00:37