Entre emboscadas y rechazo a nuevo mandato de JOH miles de manifestantes desafiaron el miedo

Domingo, 28 Enero 2018 16:37 Written by  Published in Contexto Read 572 times

Un segundo mandato de Juan Orlando Hernández inició este 27 de enero de 2018, las calles estuvieron llenas de manifestantes a quienes el gobierno emboscó en varias ocasiones con sus cuerpos represivos, pero la demanda de libertad ha sido más fuerte que las diversas formas de violencia que se planificó que detener a miles de personas que salieron a las calles a protestar contra el gobierno ilegal que se instaló.

A tempranas horas de la mañana aviones F5 sobrevolaban el cielo de Tegucigalpa,, alrededor de 10 mil militares y policías ingresaban a las instalaciones del Estadio Nacional “Tiburcio Carias Andino”, en tanto otro ocho mil efectivos aproximadamente, formaban tres cordones de seguridad en los alrededores.

En el otro extremo, empezaban a llegar miles de manifestantes  para movilizarse hacia el estadio y manifestar su descontento con el evento,legitimado por el “Fraude electoral”, avalado por el Tribunal Superior Electoral ,TSE.

El show empezó con una oración dirigida por un pastor evangélico y un sacerdote, , mientras la gente aglutinada en la Alianza de Oposición contra la Dictadura, comenzó a caminar Manuel Zelaya Rosales,  coordinador de la misma.

En el momento que pasaban por debajo del túnel que se encuentra frente a la empresa Diunsa, en la capital, calle cercana a la Universidad Pedagógica, Francisco Morazán, fueron emboscados por militares, que lanzaron bombas lacrimógenas, por las cuales salieron afectadas algunas personas, los efectos del gas logró desmayar a otros

“Serán muchos Honduras tus muertos” las notas del coro que la gente con la mano en el pecho y una bandera azul entonaba en el estadio, en tanto militares golpeaban salvajemente a Orlando Sierra corresponsal de la cadena internacional Associated Press, AP,  abriéndole la cabeza a toletazos.

Periodistas y comunicadores sociales siguen siendo atacados

El canal UneTv fue del aire, para evitar que informaran de lo que sucedía en las calles de la ciudad. La transmisión de la toma fue en cadena nacional.

Kevhin Ramos, defensor de derechos humanos de la Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos, ASOPODEHU, fue golpeado con los escudos de la Policía Milita y apuntado con un rifle en sus oídos cuando demandaba a los uniformados que no se llevaran detenida a una joven a la que querían fotografiar con bombas para inculparla penalmente.

Los policías le quitaron a Ramos su celular y le amenazaron que vaciarían sus contactos.

En todo el día hube decenas de detenidos, aún no se tiene el recuento exacto de quienes fueron enviados a prisión.

En el centro de Ocotepeque, al Occidente de Honduras, se llevó a cabo una manifestación fuerte en la que resultaron heridos por toletazos y bombas lacrimógenas entre los cuales la Policía Militar de Orden Público (PMOP) violentamente agredió al Comunicador Social Enrrique Gamoneda, quien estaba ejerciendo la labor periodística en la zona, mientras hacia su labor periodista un grupo de policías de la PMOP se dirigió a golperarlo Violentamente y haciendo una detención ilegal por el hecho de cubrir una manifestación.

Gameda es comunicador social y labora en el canal 10 Icateco de Ocotepeque, a eso de las 5 de la tarde se llevó a cabo la manifestación a inmediaciones del mercado Municipal de Ocotepeque, en la represión resultaron otras siete personas detenidas, estas personas fueron detenidas por la PMOP que en los últimos meses ha incrementado su nivel de violencia a todos aquellos individuos que hagan uso del derecho a la protesta.

Delegaciones internacionales

Mientras el gobierno aseguró que delegaciones de 70 países estaban reconociendo al mandatario, en su cuenta de Twitter el ex Fiscal de la República, Edmundo Orellana, publicó que “la ausencia absoluta de dignatarios extranjeros en la toma de posesión presidencial, es un inequívoco mensaje de desaprobación de la Comunidad Internacional al nuevo gobierno y el peor de los presagios para éste”.

El consultor político uruguayo, Luis Costa Bonino, conocido como el estratega más efectivo de la izquierda moderna, posteó en su Twitter “que el mundo no ignore ni olvide que Juan Orlando Hernández dio un golpe judicial, violó la Constitución, se presentó ilegalmente a su reelección, perdió, hizo fraude y quiere reinstalarse ilegítimamente en la presidencia, contra la voluntad del pueblo de Honduras”.

En la voz Lola Sánchez diputada del Parlamento Europeo, en una entrevista para Radio Progreso, indicó que como observadora en las elecciones, constató graves irregularidades en el proceso de votación que tienen que ver con el fraude en el conteo en las mesas electorales por los grandes partidos, los partidos bonsái, la compra de votos, el reparto desigual de los espacios en los medios públicos y privados de comunicación.

“El pasado 26 de noviembre el pueblo hondureño votó para sacudirse a una oligarquía corrupta y no se lo permitieron”, añadió la diplomática que el estado de júbilo posterior cuando la ventaja era de la Alianza, le recordó los procesos históricos en los que partidos con menos recursos derrotó al oficialismo.

En las vísperas de la toma de posesión numerosos contingentes de verde olivo ejercieron presión en los barrios y colonias que consideran focos de protesta.

Periodistas y comunicadores sociales de Ocotepeque y Tocóa, Colón fueron capturados por la policía mientras cubrían las protestas. Dos jóvenes habían sido asesinados según reportes de organizaciones de derechos humanos.

Last modified on Domingo, 28 Enero 2018 16:54