Jóvenes mujeres estudiantes  pertenecientes al Movimiento Estudiantil de la Unviersidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH,  realizaron acciones de protesta en el  edificio administrativo “Alma Mater”, para demandar cese a la criminalización y no más expulsiones, el pasado 01 de noviembre de 2017.

Pen Honduras demandó este 04 de octubre de 2017, en un comunicado público,  el castigo inmediato y sin demoras contra altos mandos policiales que participaron de las torturas y detención ilegal contra defensores de derechos humanos, entre ellos la miembra Pen Tomy Morales. Además condena la complicidad que ha  mostrado el Ministerio Público para mantener en la impunidad estas acciones que ya casi llevan un mes de haber ocurrido desde que el 08 de septiembre se produjeron y hasta ahpora no hay consecuencias para los culpables.

Published in Denuncia

La resolución de un juez de decretar prisión preventiva para el estudiante Marcio Noé Silva desencadenó nuevas protestas estudiantiles en la  Universidad Nacional Autónoma de de Honduras, UNAH. La policía llegó con antimotines y tanquetas con gas pimienta contra estudiantes que se tomaron la calle enfrente del centro de estudios  este jueves 28 de sepriembre de 2017 y fue detenido el estudiante Marvin Israel Campos.

Entré a la primera audiencia de descargo contra estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH, el 16 de junio de 2017, un abogado, otro defensor de derechos humanos y la estudiante que le tocaba el turno de someterse a una audiencia por haber participado en la toma de un edificio, el 24 de mayo pasado.

Policías de la Agencia Técnica de Investigación Criminal, ATIC y un fiscal del Ministerio Público,  allanaron sin mostrar la orden judicial el apartamento de Mirtha Gutiérrez  (audio), dirigente del Movimiento Estudiantil Universitario, MEU, la tarde de este 30 de agosto de 2017.Al final entraron  sin que la estudiante pudiera ver si existía o no dicho documento legal, aduciendo una inspección por un crimen que pasó algunos años atrás en momentos que la lideresa estudiantil ni vivía allí. Curiosamente usaron la técnica del luminol y no encontraron nada.

Published in Denuncia

Llegó al movimiento estudiantil en el año 2011, se trasladó desde su pueblo natal para estudiar en la Ciudad Universitaria, en ese tiempo estaba la lucha magisterial y un estudiante de la Universidad Pedagógica lo invitó a una movilización en la capital.

El desalojo que sufrieron militantes del movimiento universitario el 04 de agosto en las instalaciones del Centro Universitario Regional del Litoral Pacífico,(CURLP), después de 40 días de toma de las instalaciones, dejó como resultado  15 estudiantes con requerimientos fiscales, acusados de usurpación. Los afectados denunciaron el papel nefasto del CONADEH en este proceso que ha servido para levantarles perfiles y no como lo señala la Ley de esta institución que es velar por los derechos humanos.

Con apenas 18 años Kelin Teresa Murillo ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH),  en septiembre del 2015, hace un año empezó a participar en el movimiento estudiantil por medio de las asambleas informativas en las facultades se dio cuenta de las acciones.

Relató a pasosdeanimalgrande.com a través de “Historias no contadas de una huelga de hambre en la UNAH”, cómo su esfuerzo se unió con otros para sostener la lucha que ya lleva más de dos meses en el 2017.

La tercera ola de protestas estudiantiles inició desde el 24 de mayo de este año, 20 estudiantes fueron capturados cuando en protesta por el juicio contra los estudiantes Moisés Cáceres, Sergio Ulloa y Cesario Padilla, se tomaron el edificio administrativo de la UNAH, eso derivó en capturas y procesos penales por daños agravados y privación injusta de la libertad contra guardias de seguridad que pretendieron acabar con su vida esa noche de la fecha indicada. Después se produjeron más capturas de cinco estudiantes de la Facutad de Química y Farmacia, acusados de usurpación y privación injusta de la libertad contra empleados del edificio que no autorizaron al Ministerio Público a iniciar un proceso puesto que no exisitió el delito.

La UNAH es mi hogar

Fue un proceso de trabajo y de ganarse la confianza dentro de la estructura, por el hecho de que “siempre hay infiltrados en los movimientos sociales”, pero a medida que adquirió conocimientos y aprendió cada día más acerca de las necesidades de los y las estudiantes y los problemas de la Ciudad Universitaria, su integración fue total.

“Me alegró tanto haberme involucrado en este tipo de cosas, sé más de dónde estoy, ya la universidad no es un lugar más donde tengo que recibir clases, sino como mi hogar, como una casa de estudios que me enriquece cada día más”,  dijo la joven encapuchada.

Su sueño es ser libre y feliz, no le pide más a la vida, trata de estar en buena comunión con las personas, quiere graduarse y dejar una huella en lo que hace e innovar las cosas de corazón, además de realizar aquello que la apasiona, en este momento son los animales y el campo.

Las noches a veces son largas, la guerra sicológica no deja espacio para dormir y hay que estar en vela para que no suceda una tragedia a quienes se mantienen por más de un mes en huelga de hambre.

Las patrullas policiales, los disparos, gritos desgarradores por las noches para sembrar el pánico, los carros sin placas y vidrios polarizados que merodean entre la media noche y la madrugada, así como los globos sonda de desalojo, son las cosas que ella y todos sus compañeros y compañeras deben vivir todos los días.

Mientras la rectora Julieta Castellanos continúa con su campaña de desprestigio, estigmatización y odio contra quienes llevan la bandera de la lucha, del otro lado las ansias de democracia en la UNAH son más fuertes que cualquier amenaza.

Ella y el movimiento estudiantil lo que esperan son respuestas, no quieren diálogos con el pie en la cárcel a través de más de 30 procesos penales incoados a instancias de la rectora castellanos.

En su búsqueda por una solución pacífica entregaron un anteproyecto de Ley al Congreso Nacional donde esperan establecer un gobierno estudiantil y después una asamblea constituyente que transforme a la UNAH y donde exista la participación de los estudiantes para la toma de decisiones que vayan a favor del estudiantado.

Mario Villalobos, es un estudiante indignado y un hondureño consciente de su realidad, un joven harto de vivir bajo las opresiones y la dictadura de las autoridades tanto de la universidad nacional contra la población estudiantil como desde las estructuras gubernamentales hacia el pueblo en general.

Horas después del crimen contra el estudiante de la UNAH, Luis Joel Rivera, algunas personas allegadas al lugar del hecho informaron que vieron dos camionetas blancas con vidrios polarizados que ingresaron y seguidamente se escucharon los disparos. En el crimen de Roberto Gómez, padre de otro estudiante criminalizado, también testigos mencionaron la presencia de un vehículo similar.

Published in Contexto
Página 1 de 3