DENUNCIAS

Periodistas, comunicadores sociales, mujeres, jóvenes, pueblos originarios, comunidad LGTBI tienen el espacio para denunciar ataques por ejercer la libertad de expresión e información.

Aunque el acoso sexual está penado por la Ley, un Policía Militar se pasó por alto la misma al acosar a una joven que estaba junto otras personas en la colonia El Trapiche de Tegucigalpa, y no le bastó su conducta abusiva sino que ante los reclamos del novio de la muchacha lo mandó a una posta policial donde se encuentra detenido desde las cuatro y 30 de la tarde del lunes 05 de junio de 2017.

El nombre del detenido es Christian Daniel Trigueron (22), hijo del reconocido artista y pintor Samuel Trigueros, quien se pasó varias horas yendo de una posta a otra pues no le daban razón del paradero de su pariente.

Su padre hace un llamado angustioso a la comunidad nacional e internacional para que le ayuden a proteger a su hijo llamando a la posta policial  de El Manchén al número (504) 22 20 72 73, debido a que está muy preocupado por la vida del joven que sencillamente quiso evitar un abuso sexual contra su novia.

Trigiueros relató que el chico estaba junto a mujeres y varones jóvenes en el parque llamado “Vida Mejor” en la colonia El Trapiche practicando un baile. El lugar estaba vigilado por la Policía Militar y uno de sus agentes procedió a acosar a la novia de Christian, pero ante reclamos del novio ordenó lo tiraran enchachado a una patrulla policial llevándoselo con rumbo desconocido.

Trigueros lamentó que aunque llegó a la posta policial del barrio El Manchén donde se encuentra su hijo, al prinicipio le negaron  que allí estuviera y que no le dieron acceso al libro de novedades de la posta en mención sino que le informaron que estaba por escándalo público y que debía permanecer 24 hora bajo arresto.

Para el artista y pintor es un abuso lo ocurrido y se suma a ello el hecho de que solamente estaba la versión de la Policía Militar y no se incluyó la del detenido , además que al encontrar a su hijo observó que lo pusieron contra la pared de la posta policial y le tomaron fotografías.

“Yo les pregunté por qué le tomaban fotografías pero ante mis reclamos empezaron a tratarme mal, yo les tomé fotos porque temo por la vida de mi hijo en un país donde la impunidad ahoga la justicia”, denunció Trigueros.

En su cuenta de Facebook Samuel Trigueros escribió "perro, dame tus papeles, parate ahí, abrí las piernas y callate, ponéle las chachas a este marero tatuado, tiralo a la paila, vámonos, apuntá ahí que estaba haciendo escándalo público, pegate a la pared, mirá para acá que te voy a tomar una foto para el reporte, métanlo a la celda; no, no tiene nada que alegar usted acá, aquí se va a quedar, llamen a quien sea que aquí se queda", para describir la forma arbitraria como fue tratado su pariente.

Los registros de abusos policiales y militares dan cuenta de casos graves de violencia sexual contra mujeres por parte de la Policía Militar, esas son las cosas que preocupan a la familia del detenido en este caso.

César Geovany Bernárdez, miembro de la coordinación general de la Organización Fraternal Negra de Honduras, Ofraneh, y corresponsal de Radio Progreso, ha sido acusado por el canadiense Patrick Forseth, de usurpar  un terreno que se encuentra dentro del título de la comunidad de Guadalupe en Santa Fe, Colón. 

La existencia de una “Quinta Columna” dentro de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras,(MACCIH), que  planea desmantelar esta instancia como parte de la estrategia del  gobierno de Juan Orlando Hernández , según una fuente de entero crédito que reveló este plan maquiavélico a pasosdeanimalgrande.com

La Directora de la organización ACI-Participa y defensora de derechos humanos, denunció en una carta abierta a través de su cuenta de Facebook, este 06 de abril, que un agente de la Dirección Policial de Investigación, DPI, incursiona en su cuenta de Facebook, lo cual fue descubierto a través de la Unidad de Seguridad Digital de su organización.

Una turba de hombres, mujeres y jóvenes más conocido como “mancha brava” del Partido Nacional, fue atizado por la convocatoria del designado presidencial, Ricardo Álvarez, a través de su cuenta de  Twitter. Los convocados de manera premeditada atacaron con palos, piedras y semillas de aguacate, a las mujeres y feministas aglutinadas en las plataformas “Somos Muchas” y “25 de noviembre”, que realizaban un plantón pacífico, en los bajos del Congreso Nacional, con demandas sobre el aborto.

El 7 de abril de 2017, la defensora de derechos humanos Hedme Castro, descubrió que los neumáticos de su coche habían sido saboteados por personas no identificadas.

El 15 de abril, Moisés Sánchez y su hermano fueron atacados por desconocidos armados de pistolas y machetes mientras regresaban a su lugar de residencia después de una reunión sindical. El mensaje de los delincuentes fue claro: dejen de meterse en eso del sindicato.

“Que esos barbaros me quieren matar me dijeron agentes de la policía cuando fui a poner la denuncia”, declaró Hedme Castro, Coordinadora de la Asociación para una Ciudadanía Participativa, (ACI-PARTICIPA), y aunque el caso es grave, informó que en el Mecanismo de Protección y la Policía le manifestaron que  no investigarán su caso hasta que pase la Semana Santa. Se trata de un sabotaje a su vehículo hecho que ocurrió el viernes 07 de abril.

A partir del 2010 los asesinatos de mujeres trans se han incrementado y son cometidos contra grupos de hasta cuatro de ellas  en un mismo hecho criminal, a la fecha suman  28 mujeres lesbianas que murieron, pero hay más, solamente que no están registradas con su identidad de género, denunció Indira Mendoza coordinadora de la Red Lésbica Catrachas.

El Comisionado Nacional de Derechos Humanos, CONADEH y la Fiscalía del Ministerio Público “perdieron” las denuncias por amenazas a muerte que la  defensora de derechos humanos  Irma Lemus, Secretaria del Observatorio de Derechos Humanos del Aguán, presentó entre el 2015 y 2016. La afectada ha sido víctima también de detención ilegal por parte de la policía de Tocoa, Colón.