Muere herido por militares: Mientras Secretaría de Defensa supuestamente justifica ataque armado contra garífunas

Lunes, 28 Diciembre 2015 18:44 Written by  Published in Denuncia Read 1152 times
Elvis García mientras era atendido en un centro hospitalario antes de morir Elvis García mientras era atendido en un centro hospitalario antes de morir

La mañana de este lunes 28 de diciembre de 2015 se reportó la muerte del joven Elvis García de 19 años, quien había resultado herido de bala en su costado derecho producto del tiroteo realizado por militares de la Fuerza naval hondureña ayer domingo, pero  en un comunicado Las Fuerzas Armadas justificó la acción y acusó a garífunas de haber iniciado ataque.

García falleció en horas de la madrugada en el Hospital Atlántida de la ciudad de La Ceiba,  donde fue trasladado después  de permanecer en un centro asistencial del municipio de Toco,  en donde fue dejado por los uniformados .

Ya son dos muertes las que deja este criminal acto en contra de la población garífuna el cual se desarrolló en la madrugada del 27 de diciembre  en la Barra de Iriona, Departamento de Colón, en la que se transportaban por la zona en dos vehículos y uno de ellos se atascó. Al llegar otros garífunas  a su auxilio para remolcarlo,  una patrulla de la Fuerza Naval disparó en contra de los pobladores y resultó muerto al instante el joven Jostin Palacios Lino de 24 años.

La historia se repite, en el 2012 fue la DEA y las fuerzas de seguridad hondureñas que dispararon contra miskitos, matando a varias personas entre ellas dos mujeres embarazadas. En esa ocasión también se tildó a las víctimas de narcotraficantes y los Estados Unidos montó una campaña mediática para proteger a sus agentes.

Aquí no tenemos armas,  lo que manejamos son lazos y fuerza humana

Ante estos hechos, Arnulfo Mejía,  vocero de la comunidad de Iriona,  expresó la consternación y la indignación en la que se encuentra la población de esta localidad, en donde “se lucha por sobrevivir diariamente,  sin participar en acciones del crimen organizado”.

“Realmente la comunidad está consternada ya hoy son dos jóvenes los que mueren producto de la irresponsabilidad de las Fuerzas Armadas, ellos se ganaban la vida transportando gente en sus lanchas. Aquí no tenemos armas,  lo que manejamos son lazos, fuerza humana para llevar el pan diario a nuestras familias” aseguró Mejía.

En respuesta Fuerzas Armadas proceden a ocultar los crímenes de sus agentes

Como si se tratara de una broma de mal gusto, la Secretaría de Defensa justificó este acto por medio de un comunicado de prensa al mencionar que hubo un enfrentamiento entre la población de Iriona y la Fuerza Naval y “al ver a los elementos militares se dieron a la fuga”.

Durante el desarrollo de los hechos en la madrugada de ayer domingo, en lo que ellos catalogaron como “Operativo Antidrogas”, atribuyeron la muerte de los dos jóvenes a los supuestos disparos que realizaron los garífunas contra la patrulla.

En uno de los puntos, las llamadas fuerzas del orden incluso aseguraron tener información que existe un grupo de personas “ligadas a actividades ilícitas, que manipulan e incitan a la población a enfrentarse a la autoridad que cumple su misión de garantizar el orden y la seguridad”.

De forma enérgica, Arnulfo Mejía aseguró que ni los jóvenes asesinados ni mucho menos en la comunidad se manejan armas de fuego. Agregó que ellos poseen pruebas de que no forman parte de ninguna red criminal y existen testimonios de la población de que estos jóvenes no tienen nada que ver con el narcotráfico.

Afirmó que “esta es una típica reacción de las fuerzas armadas, ya hay antecedentes como ocurrió con nuestros hermanos de Ahuas en 2012, en donde los ligaron con el narcotráfico cuando lo único que hacían era utilizar sus lanchas como instrumento de trabajo”.

OFRANEH demanda investigación seria en crímenes

A través de un pronunciamiento, la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) condenó las muertes de Palacios y García, las cuales surgen  del estado de indefensión en el que se encuentran la población garífuna de Iriona, departamento de Colón.

“Si bien el día de ayer los garífunas fueron atacados por elementos de la Naval, en un pasado no muy lejano, los militares fueron cómplices en el trasiego de las drogas”, citó la organización en su sitio web.

Ante la balacera que ocasionó ya dos muertes, los pobladores y las pobladoras de la comunidad de Iriona realizaron una toma de carretera que conecta los municipios de Limón y Bonito Oriental en rechazo a este tipo de actos y contra el proceso de militarización en el que actualmente se encuentran y cuyos resultados para combatir el crimen han sido nulos.

De igual forma OFRANEH exige una investigación exhaustiva sobre los hechos acontecidos, donde los militares no continúen gozando de la impunidad que han mantenido hasta la fecha.

De igual forma, se realizarán a partir del próximo mes de enero una serie de denuncias, tanto a nivel nacional como internacional para que se deduzcan responsabilidades a los elementos que están obligados a velar por la seguridad de la población y no para atacarla, según confirmó el vocero de la comunidad Arnulfo Mejía. 

Los hechos y las justificaciones de las Fuerzas Armadas

Lea a continuación el comunicado de OFRANEH donde relata los hechos vividos , después vea las justificaciones de las Fuerzas Armadas por medio de la Secretaría de Defensa de Honduras para tapar con el velo de la impunidad los crímenes cometidos por sus agentes, a través de un supuesto comunicado emitido, pero el mismo NO fue publicado en el sitio web de esta institución localizado en:  http://sedena.gob.hn/

Comunicado de OFRANEH

Asesinato de Garífunas en Iriona y la farsa de la guerra contra las drogas

Sambo Creek, 28 de diciembre de 2015.- En la madrugada del pasado domingo 27 de diciembre, elementos de la Fuerza Naval atacaron a un grupo de Garífiunas que se encontraban en la barra de Iriona (Departamento de Colón), tratando de remover un carro atascado en la arena. Los elementos de la naval sin mediar palabra dispararon contra los tres vehículos que se encontraban en el lugar.

Como resultado del ataque falleció Joel Palacios Lino (24 años) y resultó herido Elvis Armando García (19 años ) el cual ante la gravedad  de sus heridas fue trasladado por los militares al Hospital de Tocoa, los que sin proporcionar explicación alguna entregaron el herido al personal hospitalario. Posteriormente  García fue remitido al Hospital Atlántida de La Ceiba, donde falleció el día de hoy.

La precipitación con que actuó el grupo de aproximadamente de 20 militares pudo haber tenido un resultado aún más desastroso ya que en los vehículos se encontraban familias que se trasladaban entre las comunidades de Tocamacho y San José de la Punta. La inexistencia de vías de comunicación en la zona, obliga a los habitantes de la región a utilizar balsas para cruzar las barras de los ríos, siendo muy frecuente el desplazamiento nocturnos en vehículos de doble tracción.

Los Garífunas en el municipio de  Iriona han manifestado en los últimos meses un repudio a la militarización que padece la zona, como respuesta a la tardía reacción al crimen organizado que se apoderó de la costa norte de Honduras en las últimas décadas. Existen denuncias de jóvenes Garífunas que han sido interrogados y torturados por los militares en la comunidad de Plaplaya además de la intervención de la comunidad de Limón, la que en varias ocasiones han efectuado manifestaciones públicas de repudio a la presencia militar.

El corredor de la costa norte de Honduras ha sido controlado desde hace décadas por  individuos asociados al narcotráfico, los que contaron con un apoyo irrestricto de las autoridades militares y civiles, hasta el punto que  su influencia abarca alcaldías y juzgados.

A partir del golpe de estado del año 2009, en los departamentos de Gracias a Dios y Colón se recrudeció el arribo de avionetas y lanchas, sin que en ningún momento las fuerzas de seguridad hiceran presencia, demostrando de esta forma el patético contubernio existente entre las “autoridades” y el crimen organizado.

Es a partir del año 2012, cuando los Estados Unidos interviene con su fuerza FAST (Foreign-Deployed Advisory Support Team) compuesta de elementos de la DEA y Policía Nacional, los que comenzaron a efectuar  sobrevuelos nocturnos  a ras, culminando la campaña de guerra psicológica con el ataque del 11 de mayo de ese año en Ahuas, donde fueron masacrados desde los helicópteros  de Estados Unidos. El operativo militar tuvo como resultado cuatro indígenas miskitos muertos además de siete heridos.

Después de cuarenta años de la supuesta guerra contra las drogas librada por los Estados Unidos, parece ser que los resultados son contradictorios. El negocio de las drogas continúa siendo próspero, mientras las cárceles se encuentran repletas de las denominadas minorías raciales, siendo particularmente castigada la población negra de ese país. Mientras en América latina se vive un desangre como producto de  la feroz guerra.

El colapso institucional que padece Honduras, forma parte de la ambigua supuesta guerra contra las drogas que predica el gobierno estadounidense, la que ha sido utilizada para afianzar la intervención militar en el continente; mientras tanto los paraísos fiscales prosperan y el movimiento de precursores químicos para la elaboración de las drogas continúa su flujo habitual.

Las comunidades Garífunas de Iriona se han mantenido al margen del narcotráfico, y ciertamente la presencia de los narcotraficantes radica en el régimen de terror que han impuesto, además de haberse apropiado de franjas de territorio que han adquirido de forma dolosa y a precios irrisorios. A pesar de las denuncias presentadas por nuestra organización ante las autoridades en relación a las presiones territoriales causadas por el crimen organizado, nunca los operadores de justicia han dado respuesta alguna a las denuncias.

La muerte de los  jóvenes Joel Palacios y de Elvis García es un indicador del estado de indefensión que se encuentra la población Garífuna de Iriona. Si bien el día de ayer los garífunas fueron atacados por elementos de la Naval, en un pasado no muy lejano, los militares fueron cómplices en el trasiego. La actitud asumida por las Fuerzas Armadas en un comunicado que supuestamente emitieron, donde señalan que hubo fuego cruzado, no es más que un infundio por parte de las Fuerzas Armadas, la que utiliza esta estrategia para eludir asumir la responsabilidad de los crímenes cometidos.

La farsa denominada guerra contra las drogas seguirá cobrando su cuota de sangre inocente, mientras las drogas seguirán su flujo habitual a través de otras rutas. Lo amos y señores del narcotráfico son los menos afectados, mientras las poblaciones indígenas pagamos tributo tanto a los narcos como a los militares.

La población Garífuna de las comunidades de Iriona se encuentran enardecidas y se tomaron el día de ayer la carretera entre Limón y Bonito Oriental, protestando por los asesinatos en la barra de Iriona y la militarización que padecen los habitantes de esa zona.

La OFRANEH exige una investigación exhaustiva sobre los hechos acontecidos, donde los militares no continúen gozando de la impunidad que han mantenido hasta la fecha. De paso, es hora que los Estados Unidos revisen la fracasada farsa denominada guerra contra las drogas, y se busque soluciones adecuadas para un problema social, al que le han dado una respuesta bélica.

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Vea publicación de OFRANEH:

https://ofraneh.wordpress.com/2015/12/28/asesinato-de-garifunas-en-iriona-y-la-farsa-de-la-guerra-contra-las-drogas/

Comunicado Secretaría de Defensa 

El día domingo 27 de diciembre de 2015, a las 4:30 a.m. se dio un enfrentamiento entre elementos de la Fuerza Naval apostados en la base de Puerto Castilla y ciudadanos de Iriona, Colón , que se conducían en dos vehículos y al ver a los elementos militares se dieron a la fuga.

2.    Durante el operativo antidrogas, los ocupantes de ambos vehículos comenzaron a disparar a la patrulla de la Fuerza Naval, lo que dejó como resultado un civil muerto y un herido.

3.    La Oficina de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas confirmó que ese sector es considerado “zona caliente” por el trasiego de drogas en horas de la madrugada, usando para ello las embarcaciones de los pobladores.

4.    A eso de las 11:00 a.m. personal de las Fuerzas Armadas y de la Fiscalía se movilizaron a la zona, debido a que algunos pobladores incendiaron una de las unidades militares que participaba en el operativo.

5.    Las Fuerzas Armadas están a la espera del informe final para proceder contra las personas involucradas en el hecho.

6.    Es un hecho reiterativo que desde embarcaciones particulares se dispare contra patrullas de la Naval al ser descubiertos en operaciones de trasiego de drogas.

7.    Autoridades de la Fuerza Naval de Castilla aseguran que hay un grupo de personas, ligadas a actividades ilícitas, que manipulan e incitan a la población de Iriona, Colón, a enfrentarse a la autoridad que cumple su misión de garantizar el orden y la seguridad en ese sector del país.

Este comunicado fue publicado en el  Diario La Tribuna: http://www.latribuna.hn/2015/12/27/militares-matan-a-un-hombre-al-confundirlo-con-narco/

En las últimas se ha informado que siete elementos de la Fuerza Naval han sido detenidos este lunes,  en  la base de Puerto Castilla, en Trujillo, Colón,  por las autoridades policiales, de acuerdo a una publicación de Diario La Prensa (http://www.laprensa.hn/sucesos/914978-410/detienen-a-siete-naveles-por-ataque-a-gar%C3%ADfunas-en-iriona)

También se ha informado de manifestaciones de protesta por parte de la comunidad garífuna en repudio a los asesinatos.

Last modified on Lunes, 28 Diciembre 2015 19:13