Alerta Front Line Defenders: Asesinato de la defensora de derechos LGTBI

Viernes, 29 Enero 2016 22:27 Written by  Published in Denuncia Read 1134 times

El 25 de enero de 2016, la defensora de derechos humanos Sra PAOLA BARRAZA fue asesinada por personas no identificadas en frente de su hogar en el barrio de Lempira, en Comayaguela. 

Paola Barraza, defensora trans, era miembro de la junta de la ASOCIACIÓN LGTB ARCOÍRIS, una organización que trabaja por igualdad y equidad para las comunidades lesbiana, gay, trans, bisexual e intersexual (LGTBI) en Honduras. 

El 24 de enero de 2016, aproximadamente a las 20:00, la defensora de derechos humanos estaba en su casa cuando personas no identificadas tocaron la puerta y le pidieron que saliera. Cuando Paola Barraza abrió la puerta, le dispararon tres veces en la cabeza y dos veces en el pecho. Ella murió en la escena del ataque como resultado de sus heridas. Se informó del asesinato a las autoridades encargadas de investigar crímenes contra
miembros de la comunidad LGTBI, sin embargo, hasta el 27 de enero de 2016,
todavía no se había designado un investigador para el caso. 

Paola Barraza había sido atacada anteriormente en conexión con su trabajo por los derechos LGTBI. El 15 de agosto de 2015, hombres no identificados le dispararon varias veces en las proximidades de las oficinas de la Asociación LGTB Arcoiris. Sufrió lesiones graves en dicho ataque. 

La Asociación LGTB Arcoiris ha seguido actuando en Honduras a pesar de crecientes niveles de violencia extrema contra los defensores y las defensoras LGTBI. Entre el 23 de junio de 2015 y el 31 de agosto 2015, tres defensores y defensoras LGTBI fueron asesinados en el país y varios más fueron agredidos físicamente y objeto de intimidación y amenazas. 

Front Line Defenders condena fuertemente el asesinato de la defensora de derechos humanos Paola Barraza, y expresa su profunda preocupación por el clima de violencia extrema enfrentado por los defensores y las defensoras LGTBI en Honduras. 

FRONT LINE DEFENDERS INSTA A LAS AUTORIDADES HONDUREÑAS A QUE: 

    * Inicien una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre el asesinato de Paola Barraza con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente e imparcial, y aplicarles las sanciones previstas por la ley;

    * Condenen públicamente el asesinato de la defensora de derechos humanos Paola Barraza;

    * Tomen todas las medidas necesarias para garantizar en todo momento la integridad física y psicológica de los miembros de la Asociación LGTB Arcoíris y todos los defensores y las defensoras LGTBI en Honduras;      * Aseguren que todos los defensores y defensoras de derechos humanos en onduras, en el desarrollo de sus actividades legítimas en defensa de los derechos humanos, puedan operar libremente sin miedo a restricciones ni
represalias.