Print this page

ALERTA: Agreden al coordinador general del Movimiento Amplio. HIDROCEP culpable de los hechos

Viernes, 04 Agosto 2017 19:54 Written by  Published in Denuncia Read 283 times
Rate this item
(0 votes)
ALERTA: Agreden al coordinador general del Movimiento Amplio. HIDROCEP culpable de los hechos Foto:MADJ

Martín Fernández, coordinador general del Movimiento Amplio fue agredido y golpeado por un grupo de aproximadamente 20 personas afines y contratadas por la empresa hidroeléctrica HIDROCEP, propiedad del empresario Jason Hawit en el Sector Pajuiles, departamento de Atlántida, denunció esta organización a través de una alerta que circuló en redes sociales este 04 de agosto de 2017.

 En horas de la mañana de este día, el Movimiento Amplio convocó a un plantón frente el Ministerio Público de Tela para presentar una carta abierta a la entidad fiscal exigiendo castigue a la empresa HIDROCEP por los daños ambientales causados en el Río Mezapa y la Cordillera Nombre de Dios, los cuales fueron constatados y reconocidos públicamente por el Ministerio Público mediante dictamen emitido en agosto de 2016. A pesar de todo eso, tanto el Ministerio Público como la policía han actuado de manera cómplice con las ilegalidades bajo las cuales pretende seguir funcionando la empresa, señala la alerta.

El ataque contra Fernández se produjo cuando los agresores se acercaron para proferir insultos y amenazas cuando repentinamente se abalanzaron sobre él y empezaron a golpearlo provocándole fractura y sangrado de la nariz, golpeando también a Oscar Martínez a quien le robaron el celular, producto de los golpes permanece con severas lesiones en su espalda y su pierna izquierda que le impide caminar con normalidad, agrega el documento del MADJ.

Este es el texto íntegro de la alerta:

ALERTA

 Tela, Atlántida, 04 de agosto de 2017.- Martín Fernández, coordinador general del Movimiento Amplio, fue agredido y golpeado por un grupo de personas pagadas y alentadas por la empresa HIDROCEP cuando este inspeccionaba los daños causados en el campamento número 2 instalado en la segunda entrada o entrada accesoria donde está ubicado el plantel de la empresa. Martín es beneficiario de medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana (CIDH) desde el 2013. 

Según lo relatado por nuestro coordinador general, mientras realizaba inspección junto a otro integrante del campamento, un grupo de aproximadamente 20 personas se acercaron para proferir insultos y amenazas cuando repentinamente se abalanzaron sobre él y empezaron a golpearlo provocándole fractura y sangrado de la nariz, golpeando también a Oscar Martínez a quien le robaron el celular, producto de los golpes permanece con severas lesiones en su espalda y su pierna izquierda que le impide caminar con normalidad.  

Sin embargo, este hecho es la reacción más abrupta y grave de parte de la empresa ya que, en horas de la mañana de este día, el Movimiento Amplio convocó a un plantón frente el Ministerio Público de Tela para presentar una carta abierta a la entidad fiscal exigiendo castigue a la empresa HIDROCEP por los daños ambientales causados en el Río Mezapa y la Cordillera Nombre de Dios los cuales fueron constatados y reconocidos públicamente por el Ministerio Público mediante dictamen emitido en agosto de 2016. A pesar de todo eso, tanto el Ministerio Público como la policía han actuado de manera cómplice con las ilegalidades bajo las cuales pretende seguir funcionando la empresa. 

Ante el plantón, que fue respaldado por un amplio número de personas integrantes del Movimiento Amplio, pertenecientes al Sector Pajuiles y el municipio de Arizona donde está instalado otro campamento sostenido por comunidades organizadas, el Ministerio Público mandó negar el acceso de las personas que acompañaban al equipo de abogados y abogadas que presentarían la carta. De manera simultánea, mientras esto se desarrollaba, un grupo de casi 100 personas de la parte alta del Sector Pajuiles, afines a la empresa y muchos de ellos, pagados por la misma, desmontaron arbitrariamente ambos campamentos en Pajuiles, quemaron el ubicado en el segundo acceso al plantel, causando daños severos a lo instalado y robando las pertenencias del campamento llevándose incluso mantas y banners diseñados por las comunidades que permanecen en la asamblea permanente. Todo esto se desarrolló en complicidad de la policía nacional quienes teniendo a los hechores a menos de 1 cuadra de distancia se negaron a capturarlos aduciendo que ellos "estaban armados y les estaban lanzando piedras".

Como reacción espontánea a lo sucedido, las comunidades integrantes del Movimiento Amplio se instalaron en toma de la carretera CA3 a donde llegó de manera inmediata la policía nacional y cuerpos antimotines con una tanqueta para proceder al desalojo. Sin importar los intentos de explicar el porqué de la acción la policía procedió a dar únicamente plazos para realizar el retiro de la carretera de lo contrario amenazaron con desalojar el paso.

Saliendo de la toma de carretera, Martín Fernández junto a Oscar Martínez se dirigieron hacia los campamentos para constatar los daños y preparar la respectiva denuncia, momentos posteriores fueron agredidos y golpeados por las personas pagadas por HIDROCEP quienes estaban montándoles vigilancia. Las comunidades se han desplazado para continuar permaneciendo en los lugares donde estaban instalados los campamentos, expuestos a un grave peligro ya que los grupos de choque y confrontación pagados por la empresa continúan rondando las cercanías de la zona.

Desde el Movimiento Amplio  y con la altísima indignación y coraje que estas acciones serviles y bajas que el Ministerio Público y la Policía Nacional han dejado ver con total descaro en el marco de las acciones realizadas este día, responsabilizamos a ambas instituciones y al Estado de Honduras en general por los hechos ocurridos en contra de nuestro coordinador general y nuestro compañero Oscar Martínez y demás compañeros y compañeras agredidas al momento del despojo de los campamentos por las personas armadas con palos, machetes y armas de fuego pagadas por HIDROCEP. 

Sabemos claramente, que detrás de toda esta escalada desenfrenada de violencia está Jason Hawit y su equipo empresarial quienes quieren proteger a toda costa los intereses millonarios que están en juego con el Proyecto Centrales de El Progreso. Reconocemos que, debido a nuestra defensa de nuestros bienes y resistencias representamos para ellos un problema que deben solventar mediante cualquier vía, pero dejamos claro que NO TENEMOS MIEDO, NO NOS RENDIMOS Y NO CEDEREMOS BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA NUESTROS RÍOS Y MONTAÑAS, pero sobre todo...

 ¡NO CEDEREMOS NUESTRA DIGNIDAD! 

 

Vea la alerta en el stio web del MADJ Aquíí

Last modified on Viernes, 04 Agosto 2017 20:21